Los pobladores rurales y urbanos de Villa Llanquín vivieron duros inviernos en los años 2019 y 2020. Este año recibieron las entregas de leña y gas del Plan Calor y el forraje de reserva para sus animales, antes de la llegada de las nevadas fuertes.


“Pudimos ganarle a la nieve y ya hicimos el primer reparto del Plan Calor a los pobladores rurales, en especial, y también a los de la zona urbana”, expresó Roberto Loncón, titular de la Comisión de Fomento del paraje ubicado a 40 kilómetros al norte de Bariloche, en la margen rionegrina del río Limay.

Agregó que distribuyeron leña en todo el paraje y también una garrafa por persona en la zona rural y urbana, entre quienes no cuentan con instalación de tubos de 45 litros.

Además comenzaron la entrega de fardos de pasto para los productores: “entregamos de 8 a 10 fardos para cada productor, según la cantidad de cabezas que tienen, es muy necesario para ellos en invierno”, dijo, explicando que en el lugar hay 25 productores con chivos, ovejas, vacunos y equinos.