La Delegación Viedma del Instituto de Asistencia a Presos y Liberados (IAPL), dependiente de la Secretaría de Estado de Seguridad y Justicia, realizó durante el fin de semana una serie de eventos a modo de cierre de año de sus actividades comunitarias.

Los mismos se llevaron a cabo en la nueva sede que el IAPL tiene en el barrio Lavalle de la capital rionegrina y sirvieron para seguir reforzando el trabajo con la comunidad barrial y la población del mencionado Instituto.

Fue así que se entregaron los certificados para aquellas personas que asistieron a los talleres de capacitación laboral de velas y de corte y confección, al tiempo que niños y niñas participaron en la realización de un mural en el que pudieron expresarse y plasmar sus dibujos.

Además, se hizo entrega a hijos e hijas de personas que forman parte de la población del IAPL, de juguetes didácticos que fueron confeccionados por internos del Penal provincial 1 de Viedma, con aportes del IAPL. La jornada culminó luego de compartir un almuerzo el cual fue elaborado por personas privadas de su libertad de la Colonia Penal Federal 12.

En ese sentido, la coordinadora de la Delegación Viedma del IAPL, Raquel Nahualhual, destacó que se pudo trabajar con las personas alojadas en los dos Penales de la ciudad,

Explicó además que quienes participaron de los talleres, podrán mostrar y vender sus producciones los días martes en la Feria Municipal de Viedma

A modo de balance, Nahualhual resaltó la importancia de tener presencia en el barrio para trabajar con la comunidad generando sentido de pertenencia: "Muchos vecinos se acercaron, vieron qué era lo que estábamos haciendo, nos conocieron, también sirve para concientizar a la gente del barrio y trabajar con el tema de los prejuicios".

El trabajo del IAPL, agregó Nahualhual, apunta al aspecto comunitario, con presencia en el barrio para trabajar con las personas. De allí la importancia de la nueva sede del barrio Lavalle que descentraliza al IAPL: "Tenemos población en todo Viedma pero sabemos que a gran parte les queda lejos concurrir a la oficina central y por eso la idea de descentralizar y tener más llegada al barrio, bajando diferentes programas y talleres donde ellos puedan participar y ver el trabajo comunitario".